Propósitos financieros para el 2013

Propósitos financieros

1. Analiza la posibilidad de nuevos créditos. Antes de contratar un producto consulta cómo funcionan, cuánto cuestan y cuál se adapta mejor a tus necesidades.

2. Planea tus gastos, elabora un presupuesto periódico. Identifica cuáles puedes reducir o incluso eliminar.

3. Vigila que en tu casa no se desperdicien recursos como agua, luz, comida, papel y agua, para que no gastes de más y afectes tu presupuesto.

4. Toma el control de tus deudas, anota lo que debes en tarjetas y otros créditos; elabora un plan de pagos mensual aportando la mayor cantidad a la deuda más pequeña para que la elimines lo antes posible y el pago asignado a esa deuda pase o otras de mayor monto.

5. Crea un fondo para imprevistos, para emergencias, en una cuenta de ahorro o cheques; no lo dejes al alcance y olvídate de que existe.

6. Evalúa contratar pólizas de seguros: vida, gastos médicos mayores e incluso educativo si tienes hijos en edades escolares. La idea es estar cubiertos ante una eventualidad y que eso no implique agotar tu patrimonio.

7. Diseña un plan de ahorro e inversión. Fíjate metas, anota cuánto necesitas para lograrlo y en cuánto tiempo te gustaría realizarlas. Así sabrás, cuánto debes ahorrar en qué plazo y en qué instrumentos.

8. Planea los gastos fuertes. La planeación de los gastos y el ahorro disciplinado nos evita padecer crisis financieras, por lo que puedes iniciar con un presupuesto de ingresos y egresos para que tengas un mejor control de tu dinero.

9. Domicilia tus pagos. Si se te olvida realizar pagos como: servicios, colegiaturas, hipoteca, teléfono o tarjetas de crédito, esto puede representar un importante costo financiero por los intereses que se genera. Para evitar esta situación el consejo es que utilices el servicio de domiciliación para que se realicen automáticamente los cobros en la fecha indicada.

10. Mantén hábitos saludables. Una buena alimentación y practicar algún deporte, son actividades que podrán ayudarte a ti y a tu familia a mantener un estado de salud envidiable que contribuirá a reducir el riesgo desarrollar de enfermedades y puede convertirse en un factor determinante para ahorrar en atención médica, ahorro que ayudará a evitar sorpresas que afecten tu bolsillo.

11. Ahorra para tu retiro. ¿Has pensadode qué vas a vivir cuando te retires? Opciones: Afore, renta variable, seguros dotales, fondos de pensión, entre otros.

12. Compra sólo lo necesario. Elabora una lista detallada de las cosas que quieres durante el año. La planeación de tus gastos te ayudará a no salirte de tu presupuesto y a no realizar gastos superfluos.

13. Busca crecer profesionalmente. Siempre da lo mejor de ti en cada proyecto que realices. Deja que los resultados hablen por ti y te verás recompensado con mejores ingresos.

Lo más importante es tener muy claros los objetivos financieros para el 2012, los cuales deben ser medibles, realistas y con una fecha de cumplimiento ya que dicho esfuerzo financiero permitirá mantener finanzas sanas y sin sobresaltos.

Deja tu comentario..